loader image

Tipos de rizos: ¿Cuál es el tuyo?

Tipos de rizos: ¿Cuál es el tuyo?

¿Sabías que el cabello rizado tiene una clasificación? Y no tienes que ser una experta para reconocerlo. En este artículo, queremos explicarte cómo identificar qué tipos de rizos tienes, para que puedes entender mucho mejor cómo cuidar tu cabello y elegir los productos más adecuados para tu cuidado capilar. ¡En eso, somos expertos y podemos ayudarte!

¿Por qué debes conocer los tipos de rizos?
Conocer tu tipo de rizos no es un arma mágica para mejorar la apariencia de tu cabello. Básicamente, es un recurso que te ayuda a comprender mejor tus necesidades capilares en cuanto a qué productos utilizar, cómo definir tus rizos y cómo peinarte.

Desde la comodidad de tu casa, podrás reconocer cuál es tu tipo de rizos, sin necesidad de ser una experta en el tema. Lo que único que te hace falta es prestar atención a nuestras explicaciones, observar muy bien tu pelo y aprender a sentir su textura.

Clasificación de los rizos:

El cabello rizado primeramente se clasifica en 3 grandes grupos: Cabello ondulado (tipo 2), pelo rizado (tipo 3) y pelo afro (tipo 4). A su vez, cada grupo tiene 3 subdivisiones más que definen mucho mejor las características. Estas se identifican como A, B y C.

• Cabello ondulado
• Tipo 2A
• Tipo 2B
• Tipo 2C
• Pelo rizado
• Tipo 3A
• Tipo 3B
• Tipo 3C
• Pelo afro
• Tipo 4A
• Tipo 4B
• Tipo 4C

Cabello ondulado:

Es el tipo de cabello que le sigue al pelo liso. En líneas generales, es la clase de cabello donde se comienzan a formar las ondas amplias, que no siempre llegan a tomar la forma de la S completa.

Las melenas onduladas tienen más volumen que el cabello liso, pero menos que el pelo rizado y el afro. En la mayoría de los casos, las raíces casi no tienen ondas y es un poco más difícil que el cabello mantenga su forma después de alisarlo o rizarlo. Ahora toma nota de las características de cada subtipo:

Tipo 2A:

• La onda es muy suave, similar al estilo playero.
• No se forma la S completa y la onda es bastante amplia.
• Tiene la raíz lisa.
• La hebra del cabello suele ser fina y sin mucho volumen.

Tipo 2B:

• Tiene ondas más definidas y menos amplias, muy parecidas al resultado de utilizar un rizador de cabello.
• Las ondas nacen más cerca de la raíz.
• Al alisarlo o rizarlo el cabello pierde la forma rápidamente.

Tipo 2C:

• Las ondas son más parecidas a rizos, aunque son menos definidos.
• Tiene más volumen y el cabello suele ser más grueso.
• Estas ondas pueden nacer desde la raíz del cabello.
• Es fácil de peinar y manipular cuando está bien cuidado.

Pelo rizado:

En las melenas con este tipo de cabello, los rizos aparecen de forma natural y gozan de mucho volumen. El pelo rizado es más seco que el cabello ondulado, ya que los rizos evitan que la grasa del cuero cabelludo llegue a humectar desde la raíz a las puntas.

Los rizos tienen la forma de una S completa, que puede estar más o menos definida, según los subgrupos de la clasificación. Suelen ser suaves al tacto, pero también sufren mucho de frizz y encrespamiento. Conoce más sobre la subdivisión:

Tipo 3A:

• Los rizos son sueltos y se mezclan con algunas ondas.
• La raíz es ondula y no rizada.
La hebra capilar es fina y pierde la definición bastante rápido.
• Es necesario trabajar mucho para lograr definir mejor los rizos por más tiempo.

Tipo 3B:

• Tiene rizos con forma de espirales.
• Los rizos se forman desde la raíz, ya que el cabello tiene más volumen.
• La hebra del cabello es más gruesa, por lo que los peinados duran más tiempo.
• Es propenso al frizz.

Tipo 3C:

• Los rizos tienen forma de saca corchos y son más pequeños, ya que el cabello tiene más encogimiento.
• Se encrespa con facilidad
• La raíz también es rizada
• Tiene mucho más volumen.

Pelo afro:
Se caracteriza por tener rizos muy definidos con diámetro bastante pequeño. Generalmente, el pelo afro tiene un encogimiento del 75%, es decir, cuando el cabello está al natural solo se puede observar el 25% de qué tan largo es realmente.

Al ser tan rizado es bastante difícil mantener la humectación del cabello, por lo que el pelo afro es áspero al tacto y mucho más seco. Es importante combatir estos problemas para poder mantener el frizz a raya. Las propiedades más significativas de sus subtipos son:

Tipo 4A:

• Los rizos tienen el diámetro de un lápiz.
• Se encoge hasta un 50% o 60%.
• Sus rizos caen hacía abajo a diferencia de los afros tipo 4B y 4C.
• Retiene más humedad.

Tipo 4B:

• Tiene rizos definidos en forma de Z, incluso más pequeños que los del tipo 4A.
• El rizo no se forma hacia abajo, sino que la melena toma más bien una forma de algodón.
• Puede conformarse por hebras gruesas y otras más finas.
• Es un cabello de textura seca.

Tipo 4C:

• Las hebras de cabellos tienen forma de Z, pero los rizos no se definen.
• Tiene mucho frizz, y es el tipo de cabello más rebelde.
• Se encoge hasta más del 75% y 90%, por lo que el afro se forma de manera natural.

¿Cómo cuidar los distintos tipos de rizos?

Aunque puedes comprobar que cada cabello rizado es diferente, no es posible negar que todos los tipos coincidan en muchos aspectos sobre el cuidado. En primer lugar, la humectación e hidratación es clave para que luzca con un aspecto radiante y saludable. Las distintas clases de melenas rizadas tienden a secarse por naturaleza.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat