loader image

Porosidad en el cabello ¿Cómo detectarla?

Porosidad en el cabello ¿Cómo detectarla?

Seguramente en algún momento estuviste en un lugar tan húmedo, que tu pelo no tardó en esponjarse y parecer cual típico estropajo -terrible-. Y es que el clima es, de los primeros acercamientos que el cabello tiene con el asunto de la porosidad y sus consecuencias.

¿Qué es la porosidad?

Es la capacidad el cabello para absorber y conservar la humedad, y por consiguiente mantener la hidratación. Es decir, según el tipo de cutícula, que puede ser más, o menos amplia; el cabello tendrá una reacción distinta ante los productos.

¿Cómo se clasifica?

• Porosidad baja: Se da cuando la cutícula capilar se encuentra cerrada, al punto que no permite la fácil penetración de activos naturales para humectar el pelo, pero luego que entra se mantiene. Para cabellos con porosidad baja recomendamos Óleo de Coco.

• Porosidad alta: Se da cuando la cutícula capilar se encuentra tan abierta, que así como permite la entrada excesiva de hidratación al cabello, asimismo la deja salir. Este tipo de melena necesita ácidos grasos y proteínas que recuperen la vitalidad, así que solo necesitas magia para tu cabello con Óleo de Argán.

• Porosidad media: Se da cuando la cutícula capilar, se encuentra en una fase de equilibrio, en el que la humedad que absorbe el cabello, es la cantidad más apropiada para este; y además la retiene con facilidad. Tu mejor opción es la máscara Skala Óleo de Coco.

Test de porosidad: ¡Realiza el siguiente home experiment!

Vamos a descifrar que tipo de porosidad presentas con el popular método casero del vaso. Solo necesitas:

• Un vaso de vidrio
• Agua a temperatura ambiente
• Una hebra seca de tu cabello (revisa bien en tu cepillo, de seguro allí la encuentras)

Procedimiento:

Sirve el agua en el vaso hasta llenarlo dos dedos menos del tope. Luego introduce tu cabello y empújalo solo un poco hasta que traspase el agua. Ahora, toca observar su comportamiento.

• Si la hebra se hunde, tu porosidad es alta.
• Si la hebra flota, tu porosidad es baja.
• Si la hebra queda a la mitad, tu porosidad es media.

En el caso de los cabellos de baja porosidad, la terapia más propicia es: recurrir a productos hidratantes que alcancen introducirse en la fibra capilar, tales como shampoos extra humectantes y líneas que en general contengan Óleo de coco, ya que nutren el folículo piloso.

Por último, para las afortunadas que gozan de una porosidad media, no hay mayor complicación. Con aplicar regularmente: productos compuestos con proteína de seda, e incluir mascarillas hidratantes en la rutina básica, ¡bastará para realzar sus cabelleras!

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat