loader image

¡Por más rizos! Tips para cuidar y lucir bonito tu cabello rizado

¡Por más rizos! Tips para cuidar y lucir bonito tu cabello rizado

Los rizos tienen vida propia y se aseguran de mostrarla —aunque esto nos cause problemas muchas veces—. Pero es momento de reconciliarte con tu cabello y de que aprendas cómo cuidarlo y amarlo aún más.

N.° 1: La hidratación es lo más importante
Para lograr que nuestros rizos se vean definidos, nuestro cabello debe estar muy hidratado. Por suerte, hay un ingrediente perfecto para esto.

El aceite de almendras es capaz de mantener la suavidad y el brillo de los rizos. Basta con aplicarlo en las noches, tanto en el cuero cabelludo como a lo largo del pelo. Al día siguiente puedes enjuagarlo y obtener un cabello más hidratado.

N.° 2: Digámosle adiós al sodio
Es muy usual que, en un shampoo o acondicionador, la sal sea uno de los tantos ingredientes. Sin embargo, este es uno de los enemigos principales del cabello rizado, pues impide que permanezca hidratado.

El shampoo sin cloruro de sodio hace menos espuma que los otros, por lo cual no deshidrata los rizos pero funciona bien a la hora de limpiar el cuero cabelludo. Así que ya sabes: los tratamientos de cabello sin sodio deben ser tus fieles amigos de por vida.

N.° 3: La rutina de lavado no debe ser igual a la de otros cabellos
Todos conocemos la típica rutina: llena todo tu cabello de shampoo, frota y enjuaga bien, usa acondicionador de medios a puntas y enjuaga bien. Pero el cabello rizado tiene su propia rutina o, al menos, debería.

Usa el shampoo solo en la parte de arriba, mayormente en el cuero cabelludo, así el shampoo no secará ni dañará tus puntas. Luego, puedes usar acondicionador, sin enjuagar el producto completo al final, pues esto ayudará a que permanezca más hidratado a la hora de secarse.

N.° 4: Rompamos la regla de “todos los días”
Hay que lavarse el cabello todos los días: sigue siendo una frase muy común, pero no significa que debas cumplirla. Nuestro cabello no necesita shampoo a diario, y es mejor si no lo recibe siempre pues los rizos se vuelven más secos y con frizz. Así que lo mejor es que laves tu cabello cada dos días.

N.° 5: Desenreda tu cabello en la ducha
No esperes hasta la hora de peinarte o (aún peor) hasta que tu cabello se seque: desenrédalo con tus dedos durante la ducha. O bien, puedes utilizar un peine grande para deshacer los nudos. Así, tu cabello estará más dócil cuando quieras peinarte y evitarás dañarlo de más.

N.° 6: También digámosle adiós a los cepillos
A veces creemos que podemos peinar nuestro cabello con cualquier utensilio, pero no nos damos cuenta del daño que le hacemos.

Los cepillos con cerdas no son adecuados para el cabello rizado: pueden quebrar las puntas y deshacer su forma original, causando frizz. Sin embargo, los peines con dientes anchos son la mejor opción para peinar y desenredar tu cabello. Aunque también se vale usar las manos.

N.° 7: Está prohibido frotar los rizos
Cada vez que salimos de la ducha, intentamos que nuestro cabello se seque lo más rápido posible, sin saber que existe una forma específica de hacerlo.

No frotes tu cabello con la toalla para intentar secarlo: desharás su forma original y le provocarás más frizz. Debes exprimir tu cabello, presionando la toalla desde la punta del rizo hasta la cabeza, para que el agua salga.

N.° 8: No duermas con el cabello suelto
Parece un simple consejo (o, quizá, uno muy obvio), pero salva de muchas. En realidad, queremos que nuestro cabello se vea lindo en cada momento. Por eso, evita nudos y frizz con una cola de caballo o trenza, cada noche: esto causará que tu cabello amanezca suave y dócil.

Requieren trabajo duro, pero tampoco son imposibles de cuidar. Los rizos saben deslumbrar como cualquier tipo de cabello. Prueba nuevas técnicas, consiéntete un poquito y dale amor a tus rizos.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat