loader image

Limpieza facial PROFUNDA en casa

Limpieza facial PROFUNDA en casa

Ya van varias semanas de esta cuarentena en donde cuidarnos la piel depende únicamente de nosotras. Las visitas a nuestras cosmetólogas están suspendidas, hasta nuevo aviso.

Pero nuestro cuerpo sigue trabajando igual, y las impurezas y puntitos negros siguen apareciendo. Hoy te vamos a compartir algunos pasos y consejos para que puedas mantener tu piel lo más limpia posible.

1. Lo más importante es limpiar nuestra piel. Usa mañana y noche tu limpiador diario. Ya sea en gel, espuma o loción limpiadora.

2. Es importante que, en caso de que puedas evitar el make up diario, aproveches y le des un respiro a la piel.

3. En caso de que necesites continuar con tu make up diario, por las noches, recuerda retirar bien todo el make up con tu desmaquillante, antes de utilizar tu limpiador diario.

4. No te olvives de aplicar el tónico mañana y noche. Este paso es muy importante, ya que nos va a ayudar a controlar el PH de la piel. Cuanto más balanceado tengamos nuestro PH menos impurezas vamos a producir.

5. Y por supuesto la hidratación es fundamental mañana y noche. Si no la hidratamos, nuestra piel se va a ver obligada a producir sebo para auto-hidratarse.

Estos cinco hábitos son cuestiones básicas de todos los días que no pueden faltar. Ahora bien…

¿CUÁLES SON LAS HERRAMIENTAS ESPECÍFICAS PARA LIMPIAR LA PIEL EN PROFUNDIDAD?

Lo primero que hay que saber es que limpiar la piel en profundidad es algo que NO debemos hacer los 365 días del año, para no lastimar la barrera de protección natural.

EXFOLIACÓN SEMANAL: Una vez por semana exfóliate con tu crema facial exfoliante. En caso de que tengas un cepillo limpiador, puedes remplazar tu exfoliante facial, por esta herramienta, y vamos a lograr una limpieza mucho más profunda. Si tienes piel sensible, no uses el cepillo facial, realiza la exfoliación cada 15 días y con una crema facial exfoliante.

PEELING QUÍMICO NOCTURNO: Esta época del año es ideal para incorporar en nuestras rutinas un ácido por las noches. Puedes comenzar a usarlo de forma alternada (una noche si, una noche no), y si ves que tu piel lo tolera bien y no se irrita, comenzar a usarlo todas las noches durante el otoño e invierno. Si no estas familiarizada con los ácidos, recuerda hacerlo acompañada de tu cosmetóloga o dermatóloga. En la nota de peeling puedes ver algunas recomendaciones para elegir el ácido adecuado según cada tipo de piel.

Por último, no intentes sacar las impurezas con tus manos, lo más probable es que lastimes esa zona y puede infectarse. Dejemos que los productos trabajen. Y en cuanto todo se acomode, visita a tu profesional de confianza.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat