loader image

¡La mejor época del año ha llegado!: 12 formas de mimarte en vacaciones

¡La mejor época del año ha llegado!: 12 formas de mimarte en vacaciones

Te sientes cansada por el trajín de la semana… Pero hay una buena noticia: este día es tuyo. Por completo. No hay obligaciones que te esperen, así que es momento de reponer fuerzas.

Estas son algunas ideas para lograrlo (y, de paso, mimarte en estas vacaciones):

N.º 1: Date un baño largo. Largo. Laaaaaaargo
No cuentes el tiempo. No lo hagas aprisa. Usa tus sales exfoliantes, un jabón aromático de esos que no usas todos los días. Escoge productos que llenen la habitación de un aroma relajante (a mí, por ejemplo, me encanta el olor de la lavanda).

N.º 2: Toma una siesta
Para muchas, la palabra “siesta” es inexistente. Pero en vacaciones, ¿hay algo que te impida dormir por la tarde, tumbada en un sofá bien suavecito, en la cama o en una hamaca en el jardín?

N.º 3: Date un spa completo
Saca todas las cremas y productos de belleza que haz almacenado durante el año y que apenas y usas. Exfoliantes, limpiadores de poros, cremas humectantes, mascarillas para el cabello… dedica un buen tiempo a darte una mimada casera con todos esos productos. Antes de que venzan.

N.º 4: Dedícale tiempo a tus manos y pies
Hazte un manicure y pedicure en casa. Escoge tu esmalte favorito, aunque no vayas a salir de casa en mucho tiempo.

N.º 5: Escucha, completa, la lista más larga que tengas en Spotify
Cierra la puerta del cuarto y busca la playlist más larga. Y trata de escucharla de un sentón. Y si te apetece bailar… ¡hazlo sin mirar el reloj! (y si quieres agrandar tu playlist, aquí, aquí, aquí y aquí te proponemos algunas opciones).

N.º 6: Date un detox… de todo
Toma bastante agua. Haz un licuado de avena y papaya para limpiar el colon. Come ligero y evita las grasas. Prioriza el consumo de frutas y verduras… Y desconéctate de tus redes sociales, y empieza a evaluar si conoces a esos 1,500 amigos que tienes agregados.

N.º 7: Busca un hábitat más tranquilo
Ve unos días al campo, a la montaña o a la playa. No prepares una gran excursión. Llévate solo lo esencial, no prepares un mega tour. Deja que el cuerpo y la mente te indiquen el ritmo del viaje y qué es lo que quieres hacer.

N.º 8: “Pierde” el tiempo
Lee esa novela que te da pena admitir que compraste, pero que te mueres por leer. Mira una temporada completa en Netflix. Túmbate en el jardín y mira al cielo. Deja que el tiempo fluya. Probablemente la experiencia no se repita en mucho tiempo.

N.º 9: Junta a algunos amigos y planeen un proyecto
Vayan a una exposición o al cine. Hagan una maratón de películas de terror, románticas (o de adaptaciones basadas en libros de Jane Austen), o de Star Wars. Reúnanse para cocinar una pizza casera, o preparen una cata de quesos y vinos, a la que agreguen semillas, frutos secos, pestos, pan y jamones.

N.º 10: Elabora, con amor, una buena taza de café o de té
Elabora una taza de café de esas que llevan tiempo, práctica, paciencia y nada de correrías. Si no te gusta el café, hazte una taza de té o una infusión. La clave está en disfrutar de la preparación y del momento en que, tendida en una silla bien cómoda, te tomes tu bebida favorita.

N.º 11: Dedica tiempo a un proyecto creativo
¿Siempre haz querido pintar al óleo? ¿Tienes un poemario a medias? ¿Haz dejado de lado la bisutería? Saca tus materiales, busca tutoriales en internet y… ¡manos a la obra!

N.º 12: Haz limpia en casa
¿Realmente te gusta esa camisa que te queda ajustada y que el color no te sienta bien? Si no te da gozo (como dice Marie Kondo, la gurú del orden) es mejor dejarla ir.

Si te toma más de un día, no hay problema. Lo importante es que al final te sientas lista y renovada.

Bueno, esas son las actividades que se me ocurren para mimarse en este periodo de vacaciones. Y tú, ¿cuáles recomiendas?

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat