loader image

La dieta de las italianas para mantenerse en forma

La dieta de las italianas para mantenerse en forma

Si algo han dejado claro las italianas, es que no se trata de morir de hambre o de privarse de algunas delicias, el secreto es elegir alimentos que le aporten bienestar al organismo y consumir cantidades justas.

Natascia Tundo, experta en naturopatía, nos revela cuáles son los alimentos clave que toda italiana agrega a su dieta diaria para cuidar su figura.

1. Alcachofas

La mujer italiana prefiere verduras llamadas 0 km, es decir, las que se cultivan en su propio radio. Un elemento fundamental es el método de cocción, ellas únicamente hierven esta verdura, añaden un poco de aceite de oliva y sal. ¿La cantidad? La que quieras.

“Recuerda qu e las verduras ayudan a purificar y son ricas en muchos nutrientes útiles para la salud ”, señala Tundo.

2. Uvas

Siempre cruda, a veces en licuados y tratar de no pasarse de 100 gramos al día. Esta fruta es rica en agua, vitaminas, sales minerales, y fibra.

La experta nos cuenta que a menudo, en Italia, las uvas se usan para reemplazar un almuerzo o para completar una comida saludable.

3. Pescado blanco

Un must para una dieta rica en grasas insaturadas, en particular del tipo omega. Al igual que las alcachofas se cocina de una forma muy simple: aceite de oliva y sal.

El secreto es hacerlo al horno. La regla de “menos es más” e s muy aplicada en las mujeres del Mediterráneo.

4. Pasta

Así es, otro de los elementos clave (y deliciosos) en la dieta de las italianas ¡es la pasta !

Este carbohidrato tiene la ventaja de favorecer una buena digestión y de aportar beneficios nutricionales para el rendimiento intelectual . Además es de bajo índice glucémico y bajo en grasa. “La idea es consumirla sin abusar, máximo tres veces a la semana”, comenta Tundo.

5. Parmesano Reggiano

Este queso, al ser rico en calcio, es un excelente remedio contra la osteoporosis. Contiene vitaminas B3, A, B9, B7, es magnífico para el desarrollo muscular y para tener dientes sanos.

Por si fuera poco, ayuda a mantener el pH natural de la piel.

“Se usa mucho para sazonar y para preparar aperitivos , es muy importante escoger uno de excelente calidad para gozar de sus grandes beneficios”, finalizó Tundo.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat