loader image

¡Jo jo jo! 9 postres para tener una dulce y feliz Navidad

¡Jo jo jo! 9 postres para tener una dulce y feliz Navidad

Tanto si te gustan los dulces navideños típicos como si te gusta innovar, no te pierdas estos deliciosos postres de Navidad. Hay desde los más tradicionales hasta veganos y para celíacos.

Abetos de hojaldre y trufa

Calienta al baño María 200 g de chocolate fondant troceado, 3 ml de nata para montar y 50 g de azúcar. Ve removiendo hasta que se funda y se mezcle bien, deja enfriar y reserva en la nevera. Precalienta el horno a 180 grados. Extiende 2 láminas de hojaldres en la mesa de trabajo y recorta abetos utilizando un cuchillo afilado. Forra la placa con papel sulfurizado, dispón los hojaldres en ella y pínchalos varias veces con un tenedor. Cúbrelos con más papel y coloca encima otra placa para que no suban durante la cocción. Hornéalos durante 15 minutos, retira y deja enfriar. Sobre cada arbolito coloca un poco de chocolate, encima otro arbolito y espolvoréalo con azúcar glas.

Piruletas chocolate

Es súper fácil y con un resultado espectacular. Pica 150 g de chocolate negro, fúndelo al baño María, y reserva. Funde 30 g de chocolate blanco junto con 1 cucharadita de nata para montar y viértelo en un cucurucho de papel. Cubre una bandeja con papel sulfurizado y forma con una cuchara varios discos con parte del chocolate negro. Coloca un palito de madera en cada piruleta. Corta la punta del cucurucho y forma espirales de chocolate blanco sobre los discos. Pon el resto del chocolate negro en un cucurucho y dibuja flores. Coloca también palos de madera, espolvorea con almendra picada e introduce la bandeja en el frigorífico 20 minutos hasta que se endurezca el chocolate.

Turrón vegano

También existen postres navideños veganos como este turrón de almendras y nueces. Tuesta 250 g de almendras crudas en una sartén con una pizca de aceite para que se doren ligeramente, retíralas y déjalas enfriar. En otra sartén, incorpora 500 ml de sirope de ágave y ponlo a cocer a fuego medio durante unos 4 minutos. Mientras se reduce el sirope, tritura 200 g de las almendras que ya has tostado y parte en pedazos los 50 g de almendra restantes. Añade todas las almendras junto con 50 g de nueces trituradas en el sirope y remueve hasta que quede todo completamente integrado. Antes de que se enfríe, vierte la mezcla en un molde de silicona cuyo grosor no sea superior a 2 cm. Desmolda cuando ya esté frío y sírvelo con frutos del bosque.

Bombones de avellana

Tritura 50 g de copos de maíz tostado. Mezcla 50 g de avellanas enteras con 150 g de crema de cacao. Con la ayuda de dos cucharas, haz pequeñas bolas (con una avellana en cada una), ponlas sobre los cereales, rebózalas, y guárdalas en el congelador. Muele 50 g de avellanas más y pica otros 50 g. Mezcla las avellanas molidas con 300 g de chocolate negro fondant, y baña con esta mezcla las bolitas congeladas. Pásalas después por las avellanas picadas y congela de nuevo.

Plumcake de fruta seca o confitada

Bate 3 huevos con dos medidas de yogur de azúcar. Agrega ralladura de limón, el yogur y 3 medidas de yogur de harina tamizadas junto con un sobre de levadura. Mezcla y agrega una medida de yogur de aceite, 3 cucharaditas de brandy, 2 de aroma de vainilla y 250 g de fruta seca o confitada troceada y ligeramente enharinada. Unta un molde rectangular con mantequilla, forra la base con papel sulfurizado y vierte la masa. Cuécela 40 minutos en el horno precalentado a 180º. Pincha el bizcocho con un palillo. Si sale limpio, estará hecho; si no, cuece 5 minutos más. Deja enfriar, desmolda y sirve con naranja confitada y grosellas por encima.

Corazones de fresa

Funde al baño María 150 g de chocolate negro fondant. Repártelo en moldes de silicona en forma de corazón rellenando los huecos hasta la mitad y déjalo enfriarse un rato en la nevera. Añade ½ cucharadita de mermelada de fresa en cada cavidad y vuelve a reservar en la nevera. Funde otros 150 g de chocolate y viértelo en el molde, retirando el exceso con una espátula. Enfría de nuevo. Desmolda los bombones, echa 1 gota de chocolate blanco fundido sobre cada uno, pon encima 1 grosella y déjalos enfriar.

Compota de manzana con helado

Pela y corta en cuartos sin el corazón 4 manzanas. Introdúcelas en un cazo con cuatro cucharadas de azúcar, 1 ramita de canela y dos cucharadas de agua. Tapa y cuece a fuego suave 10-12 minutos. Deja enfriar. Adereza con miel si lo quieres más dulce, o pimienta molida si quieres que contraste. Acompaña con avellanas tostadas y una bolita de helado. Y también la puedes servir dentro de una tulipa de galleta o un volován.

Turrón de yema y nueces

Prepara un almíbar con 300 g de azúcar glas, la piel de un limón, una pizca de canela y 100 ml de miel, a fuego lento. Bate suavemente 8 yemas en una cazuela y añádelas al almíbar templado. Incorpora 200 g de almendras y 200 g de nueces molidas. Caliéntalo de nuevo unos minutos y, cuando se transforme en una pasta, colócala en un molde alargado y déjala cuajar de un día para otro en la nevera. Se puede quemar o servir con nueces por encima.

Piña en almíbar con helado

Pela media piña y córtala en taquitos, desechando el corazón. Calienta en una sartén 2 cucharadas de azúcar moreno con medio vaso de zumo de piña y una vaina de vainilla abierta por la mitad, a lo largo. Añade la piña y cuece unos 4 minutos a fuego lento, removiendo para que se integre en el almíbar. Cuando el almíbar reduzca, retírala y sírvela acompañada de helado. También le puedes añadir un poco de ron al final de la cocción, dejas que coja temperatura y, luego, lo flambeas para quemar el alcohol.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat