loader image

¿Has quedado en verte conmigo o con tu celular?

¿Has quedado en verte conmigo o con tu celular?

¿Te ha pasado alguna vez que estás en una reunión, ya sea de amigos, familia o de trabajo, y que todos estaban pendientes a su celular? Seguro que sí. A mi me pasa frecuentemente. Mira a tu alrededor: en las paradas de autobuses, en las salas de espera, en las cafeterías, incluso andando por la calle… ¿qué están haciendo la mayoría? Pues sí, están mirando su celular.

Yo no estoy en contra de la tecnología; al contrario, me parece una revolución e intento estar con los nuevos tiempos. El teléfono móvil es un gran invento, nos permite estar en contacto con nuestros amigos y nuestra familia estemos dónde estemos.

Los smartphones además pueden simplificar nuestra vida, puesto que son varios objetos en uno: una cámara fotográfica, una agenda, mapas de cualquier lugar, un gps, una biblioteca con nuestros libros favoritos, almacenaje para nuestros archivos, toda nuestra música… etc.

El problema está cuando el celular nos domina, estamos siempre pendiente de él y dejamos de ser libres e independientes. Además, nos perdemos el presente, el regalo de la vida que está delante de nosotros: el canto de un pájaro, la sonrisa de nuestros hijos, el atardecer, una buena conversación con un amigo…

La pregunta sería… ¿Cuándo apago mi celular?

• Cuando estés en una reunión con alguien: sobretodo si son dos, pero también si estás en un grupo de familia o amigos
• Cuando estés trabajando
• En las comidas
• Cuando estés en contacto con la naturaleza o en el campo
• Cuando estés jugando con tus hijos
• Cuando estés durmiendo
• Cuando estés leyendo
• Cuando estés conduciendo o viajando
• Cuando estés haciendo alguna actividad que quieras disfrutar: viendo una película, en un concierto, paseando…
• Cuando estés de vacaciones
• Cuando decidas que quieres relajarte y empezar el día sin celular… es genial, ¡pruébalo!!

Puede parecer mucho pero no te sentirás para nada desconectada. De esta manera atenderás después a tus llamadas y mensajes de una manera mucho más consciente y plena.

Algunos trucos que también pueden venir bien son:

• Cuando enciendas tu celular revisa primero tus llamadas. No te sientas obligado a responder todas. Responde solamente cuando puedas dedicar tiempo a la persona que te ha llamado.
• Revisa tus sms: suelen ser más importantes que el resto de mensajes. Contesta a los que creas conveniente.
• Cuando tengas un ratito revisa otros servicios de mensajería tipo Whatsapp o Line: intenta estar en el menor número de grupos posibles. Contesta los que realmente consideres que tienen que ser contestados. No lo hagas muchas veces al día, puede ser una adicción.
• No tengas Internet de datos en el celular o tenlo desconectado. Así evitarás estar consultando continuamente las notificaciones de tus redes sociales o el correo electrónico.

No te preocupes de perderte algo urgente: en esos casos tarde o temprano te localizarán. Avisa a tus amigos y familiares. Seguro que con el tiempo aprenderán a respetar tu decisión. Y sobretodo: disfruta de todo el tiempo que vas a ganar y todas las vivencias que no te vas a perder por estar pendiente al celular.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat