loader image

Consigue unas piernas de seda desde tu casa

Consigue unas piernas de seda desde tu casa

¿Imaginas tener unas piernas suaves, listas para lucir en cualquier outfit? Te decimos cómo lograrlo sin salir de casa.

Amamos nuestras piernas porque nos llevan a todas partes y, además, porque son una parte sumamente sensual de nuestro cuerpo, por lo tanto, se merecen un cuidado especial, ¿no crees? Por fortuna, no necesitas salir de tu casa para mantenerlas suaves, tonificadas, saludables y libres de vello. Aquí te decimos cómo lograrlo, presta atención y cambia ya tu rutina de belleza.

Exfólialas

La exfoliación es básica para lucir unas piernas increíbles. Hazlo mientras te bañas con ayuda de una esponja hecha de materiales naturales; frota suavemente, así eliminarás las células muertas y los vellos enterrados. Además, estimularás la circulación sanguínea y reducirás la celulitis. Si deseas una exfoliación un poco más profunda intenta con una fórmula casera hecha de aceite de oliva y azúcar, hazlo una vez por semana o antes de depilarte.

Hidrátalas

Siempre que termines de bañarte aplica una ligera capa de crema hidratante, ésta ayudará a reemplazar los aceites naturales que se eliminan de tu cuerpo durante el baño, sobre todo, si te duchas con agua muy caliente. Compra jabones creados para piel sensible o busca que incluyan ingredientes hidratantes, ya que algunos tienen fragancias muy fuertes que secan o dañan tu piel.

Tonifícalas

¿Quién no quiere unas hermosas piernas tonificadas? Además de ser increíblemente atractivas, también es bueno para tu salud, ya que el ejercicio estimula la circulación y previene el deterioro de huesos y articulaciones. Para lograrlo, no necesitas salir de casa: desarrolla una rutina que incluya ejercicios, como sentadillas, zancadas y steps, procura hacer tres series de 15 a 20 repeticiones, cada una.

Broncéalas

¡Toma el sol! Una piernas bronceadas siempre se verán saludables. Sal a tu jardín o recuéstate en alguna zona donde recibas los rayos de sol. Recuerda proteger tu piel de los rayos UV, pues pueden provocar lesiones en la piel. Hazlo de forma homogénea, es decir, si pasas 10 minutos boca arriba, voltéate en seguida.

Depílalas

Como sabrás, existen muchos métodos de depilación, desafortunadamente, la mayoría son muy agresivos y tienden a lastimar tu piel. Sin embargo, existe una opción permanente, gentil con tu piel y que, además, puedes realizar en casa: es la nueva Philips Lumea Prestige. Por medio de pulsaciones sutiles de luz sobre la raíz del vello, previene su aparición por más tiempo, de este modo, podrás olvidarte de la dolorosa cera, el rastrillo o de ir a sesiones de depilado. Repite el tratamiento cada cuatro o seis semanas y te sorprenderás al ver tu piel libre de vello y, además, súper suave.

Después de estos consejos, ¿qué más necesitas para tener unas piernas perfectas? ¡Cuídalas tú misma desde la comodidad de tu hogar!

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat