loader image

¿Cómo reconocer una piel deshidratada?

¿Cómo reconocer una piel deshidratada?

La piel deshidratada es una piel a la que le falta agua. La deshidratación es, por lo general, temporal y puede afectar a todos los tipos de piel: piel grasa y mixta, piel seca y muy seca, piel sensible o no. Es importante no confundir piel seca y piel deshidratada. En efecto, en el primer caso, al piel presenta una carencia continua de lípidos y requiere un aporte suplementario de sustancias ricas y grasas (aceite, mantequilla, etc.). En el segundo caso, a la piel le falta agua y necesita ingredientes que capten agua pero no grasos. Por lo general, una piel deshidratada le falta flexibilidad, elasticidad y luminosidad. Puede presentar sensación de inconfort y de tirantez (por ejemplo, después de una ducha o de una exposición al sol demasiado intensa). Pueden aparecer arruguillas de deshidratación sobre todo en el contorno de ojos. Incluso si estos síntomas son a menudo pasajeros, es indispensable hidratar bien la piel todos los días para evitar que pasen a ser permanentes.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat